Skip to main content

Full text of "Recursos para la Escuela Sabatica"

See other formats


Bosquejo para el Repaso de la Lección en Clases 

I Trimestre de 2008 

Lección 9 

1° de Marzo de 2008 

Siguiendo al Maestro: El discipulado en acción 

Javier A. Velásquez 

I. INTRODUCCIÓN 

A. ¿Cuántos desean seguir al Cristo el Maestro como sus discípulos? 

B. ¿Cómo podemos seguir los discípulos a Cristo el maestro? 

C. La lección presenta 5 maneras como podemos los discípulos seguir a Cristo 

II. MANERAS COMO PODEMOS LOS DISCÍPULOS SEGUIR A CRISTO 

1. Interceder por los enfermos 

a. ¿Qué aprendemos de la sanidad de la suegra de Pedro? 

LTJ Lucas 4:38 -* Los discípulos le rogaron por la suegra de Pedro. 

CQ Lucas 4:38 -* La suegra de Pedro se levantó y le sirvió a los que intercedieron 
por ella. 

•/ Después del saneamiento de la suegra de Pedro, ella no se escabulló del servi- 
cio. Al recuperarse, encontró una casa llena de invitados cansados y hambrien- 
tos que habían estado preocupados por ella. Aunque ella podría haberse queja- 
do de agotamiento o de fatiga por su enfermedad, no lo hizo. Más bien, de inme- 
diato comenzó a servirlos. 

b. ¿De que manera sirves tu a Cristo por todo lo que ha hecho por ti? 

2. Trayendo a los enfermo a Jesús y glorificando a Dios por sanarlos 

a. ¿Qué aprendemos del relato del paralitico? (Lucas 5:17-21) 

LTJ Lucas 5:20 -* Traigamos los enfermos a Jesús creyendo que puede sanarlos. 

■S Los que trajeron al paralítico a Jesús. Nota cuánto trabajaron. No pudiendo en- 
trar por la multitud, recurrieron a otros medios. Piensa en cuan desesperados es- 
taban por ayudar a su amigo. Cuan fácilmente podrían haber abandonado el in- 
tento. Nota también cómo Jesús reconoció la fe de ellos. 

LTJ Lucas 5:25 -* Glorifiquemos a Dios que nos ha sanado. Lucas 5:25 

■S El paralítico fue sanado, él se fue glorificando a Dios. Sin duda, su cuerpo y sus 
palabras fueron una herramienta poderosa para testificar y para el discipulado 
(ver también el versículo 26). 

b. ¿Estas trayendo los enfermos a Jesús o tapándoles el paso? ¿De que manera 
das gloria a Dios por sanarte? 

3. Amando a Jesús más que a otras personas 

a. Según san Mateo 10:37 ¿Cuándo somos dignos de llamarnos discípulos de 

Jesús? 

C Cuando amamos a Cristo más que a padre, madre, hijo, hija o cualquier otra per- 
sona. 

IB "Aquí Cristo intenta disipar la opinión errada que, evidentemente, tenían algunos 
discípulos de que el mensaje que habían de predicar produciría armonía como 



único resultado. No debían sorprenderse si, en el transcurso de su trabajo de ca- 
sa en casa [...] surgían diferencias como resultado de su ministerio. [...] Cuando 
una persona acepta a Cristo, muchas veces sus amigos más íntimos se convier- 
ten en sus enemigos más acérrimos e implacables. Esto no solo ocurre en tierras 
paganas, sino también en países cristianos y entre cristianos nominales que 
practican las formas de la religión pero que saben poco o nada acerca del poder 
que la religión tiene para transformar la vida" (Comentario Bíblico Adventista, to- 
mo 5, p. 369). 
b. ¿Por qué debemos amar a Cristo más que cualquier otra persona? 

4. Dando tu vida por Cristo y el evangelio 

a. ¿Qué significa perder tu vida por causa de Cristo y del evangelio? 

CQ Marcos 8:35-37 -* "Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y to- 
do el que pierda su vida por causa de mí y del evangelio, la salvará. Porque 
¿qué aprovechará al hombre si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? ¿O 
qué recompensa dará el hombre por su alma?'. 

b. ¿Qué cosas de este mundo has dejado para ser un discípulo de Cristo? 

5. Predicando el evangelio 

a. ¿Qué misión encomendó Cristo a sus discípulos? 

ffl Mateo 28:18 al 20 -* Entonces Jesús se acercó a ellos, y les dijo: "Toda autori- 
dad me ha sido dada en el cielo y en la tierra. "Por tanto, id y haced discípulos en 
todas las naciones, bautizándolos en el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu 
Santo,*"enseñándoles que guarden todo lo que os he mandado. Y yo estoy con 
vosotros todos los días, hasta el fin del mundo" 

b. ¿Qué estas haciendo para cumplir con la tarea de predicar el evangelio? 

■S Los que llegan a ser discípulos son los que obedecen, que hacen las cosas que 
Jesús ordenó. Con estas palabras, Jesús destruye totalmente cualquier ¡dea de 
que la salvación es puramente un asentimiento intelectual a ciertas verdades 
doctrinales. Aunque eso es ciertamente una parte de lo que significa ser un 
discípulo, no termina allí. Los discípulos son los que siguen a Jesús, y nosotros 
seguimos a Jesús al obedecerlo, y le obedecemos no para ser salvados, sino 
porque ya hemos sido salvados por él. 

c. ¿De que manera has sentido que Cristo ha estado contigo todos los días? 

S "Jesús sancionó lo que ordena el quinto Mandamiento y reprochó cualquier inten- 
to de escapar a las obligaciones legítimas de los hijos para con sus padres [...]. 
Sin embargo, el amor a los padres nunca debe impedir la obediencia a Dios en 
todo, si hay un conflicto entre ambos. El amor a Dios y su servicio deben ser la 
regla suprema de la vida, 'el primero y grande mandamiento' [...] pero la segunda 
tabla del Decálogo, donde está el quinto Mandamiento, es 'semejante' a la prime- 
ra en naturaleza e importancia" (Comentario Bíblico Adventista, tomo 5, p. 369). 

I. CONCLUSIÓN 

A. ¿Cómo siguen los discípulos su Maestro? 

B. ¿Cuántos desean ser desde ahora verdaderos seguidores de Jesús? 

C. Oración